Regresar al índice de Guía Consular


Por norma general, la nacionalidad marroquí se tramita por filiación o por nacimiento en Marruecos, el ciudadano marroquí puede beneficiarse de la doble nacionalidad sin perder su nacionalidad marroquí. Por lo tanto, a las personas extranjeras que obtengan la nacionalidad marroquí no se les pide renunciar a su nacionalidad de origen.

La Embajada puede, en caso de necesidad, expedir una atestación de nacionalidad. 


 

Regresar al índice de Guía Consular