Regresar a índice de Economía


SECTOR AGRÍCOLA

La agricultura ha sido siempre una prioridad nacional para Marruecos dada su importancia en el tejado socioeconómico del país. La política pública respecto al sector primario se articula en la contribución a la seguridad alimenta, el mejoramiento de ingresos de los agricultores, la conservación de los recursos naturales, y la integración del sector primario en el mercado interior e internacional.

Si 46% de la población vive en el campo, la agricultura interviene con un 30% de las exportaciones destinadas, principalmente, a la Unión Europea (76% de las exportaciones agrícolas). El sector agrícola (agricultura, bosque, pesca) asegura el empleo al 45% de la populación activa. Su peso en el PIB, oscila entre 14 a 20% según las condiciones climáticas. Sin embrago, si Marruecos exporta primarios y agrios, resulta dependiente del mercado exterior en materia de abastecimiento en alimentos básicos como los cereales, el azúcar y los oleaginosos.

Los cereales que ocupan más del 80% de la superficie cultivada representan la mayor parte de la producción, como son la cebada, el trigo duro y trigo candela. El maíz y el sorgo son los cereales característicos de la primavera. El haba y el garbanzo corresponden principalmente a las leguminosas. Los cítricos, cuya producción está descendiendo, sufre el deterioro de los huertos y de la competencia internacional. 

Al contrario, los cultivos industriales como la caña de azúcar, la remolacha, el algodón y las oleaginosas están aumentando. La producción animal, sobre todo de ovinos, caprinos y de ganado vacuno progresa gracias al mejoramiento de las razas, así como a un mejor control sanitario. 

El año 2003 fue alentador por el conjunto del sector agrícola en materia de producción como en lo que se refiere a la superficie total cultivada. El índice de crecimiento del sector primario disparó 20% debido a una producción de cereales de más de 80 millones de toneladas. La cantidad de cereales comercializada entre junio y octubre 2003 incrementó de 54% respecto a 2002 lo que tuvo por efecto una caída de importación de cereales de 36%. Las exportaciones de primarios y agrios subieron de 10% y 31% respecto al año pasado.

Este resultado espectacular se explicó, en parte, por las condiciones climáticas favorables. El cúmulo promedio de lluvia alcanzó, en diciembre 2003, 151 mm contra 97 mm de un año normal. El relleno de presas fue de 55%. La superficie cultivada ascendió de 6% respecto al año pasado.

La pesca

Con más de 3 550 km de costas y una superficie marítima de 1.1 millón de km2, Maruecos posee un potencial pesquero de 1.5 millón de toneladas por año, que incluye 700 000 toneladas de sardinas y 100 000 toneladas de cefalópodos. El sector de la pesca posee 450 barcos de pesca de altura (inclusive 290 congeladores), 2534 embarcaciones costeras y más de 11 500 barcas de pesca artesanal. Sin embargo, la pesca costera queda preponderante dada que provee 48% de toneladas contra 14% faenada por la pesca de altura. Este sector brinda 45 000 puestos de empleo directos y 400 000 indirectos.

La producción pesquera nacional alcanza 910 000 toneladas. El volumen de negocios registra 650 millones de dólares. 

Sin embargo, el mercado interior resulta limitado. El consumo nacional de pesca representa el 20% del producto faenado. Las autoridades marroquíes dieron por blanco pasar de un consumo nacional de 8 kg registrado en 2000 hacia un consumo de 12 kg en 2004 acercándose al promedio mundial de 14 kg. Esta política consiste en modernizar la red de distribución, promover la formación profesional en materia de profesión de intermediarios, y financiar inversiones para preservar la calidad de los servicios. 

Las exportaciones alcanzan, en 2003, 345 000 toneladas, lo que constituye 60% de las exportaciones alimentarías, 12% de las exportaciones totales, y un volumen de negocios alrededor de 1 mil millones de dólares.


Regresar a índice de Economía